Primeros pasos con BEE BOT


Bee Bot funciona con una batería recargable (no a pilas) que se carga a través de un cable USB que acompaña al robot para ser recargado desde cualquier PC, o en la red eléctrica con un adaptador a USB (no incluido).



Resultado de imagen de CABLE CARGADOR BEE BOT



Posee un diseño robusto y pequeño lo que permite que los pequeños puedan manejarlo con total seguridad, pero siempre cuidando la integridad del robot.


Las órdenes se dan a través de la pulsación de unos botones con iconos de dirección y comandos muy intuitivos.



Bee bot puede almacenar en memoria hasta 40 pasos, lo que permite ir añadiendo movimientos uno a uno a los comandos que le ya le hemos dado.
Nos da la posibilidad de utilizar o suprimir los sonidos a través de la parte inferior de robot, pero no los ojos parpadeantes (flashing) para confirmar las instrucciones.

Se mueve con precisión en pasos de 15 cm cada vez, y gira 90º



Como complemento a Blue bot existe una App que hace uso de la funcionalidad bluethoot del teclado de Blue-Bot y permite a los niños mejorar sus habilidades en la programación direccional a través de secuencias de adelante, atrás, izquierda, derecha y giros de 45 y  de 90 grados. 

Resultado de imagen de blue bot

Como novedad del 2016, para el Blue-bot se lanzó el TacTile Reader, un lector táctil para programar con fichas donde se puede crear toda la secuencia de comandos y al presionar un botón, Blue bot los ejecutará. 
 Hay un pack con las fichas básicas pero se pueden adquirir expansiones.

Por todas estas características recomendamos este material para trabajar la robótica en los niveles de Ed. Infantil y primeros cursos de Primaria, así como el trabajo en pequeño grupo con alumnos con necesidades especiales de aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario